sábado, 19 de agosto de 2017
Historia del centro
Visitas 1
Valoración: 10/10
 

 

Los comienzos de la presencia salesiana en Guadalajara se remontan al año 1941, Don Juan Casas Fernández, Gobernador Civil de Guadalajara, conocedor y enamorado de las obras de San Juan Bosco, a los pocos días de estar en su cargo, entabló relaciones de amistad con los padres salesianos del seminario de Mohernando.

D. José Arce Gutiérrez, Maestro de Novicios y Director de la casa salesiana de Mohernando, acogió la petición y en 1942 comenzó a buscar un edificio en la ciudad. Mientras tanto, el 30 de diciembre de 1945 se inició el Oratorio Festivo Domingo Savio, atendido por estudiantes de Filosofía y dirigido por Don Antonio García Aguado. Todos los gastos los sufragaba la Junta de protección de menores.

Comenzaron ocupando el palacio del marqués de Casa Valclés en la plaza de Beladiez, cedido gratuitamente por el alcalde don Enrique Fluiters. Pero ante los desperfectos que ocasionaban los muchachos en el inmueble, pronto tuvieron que desalojado y trasladarse a la Iglesia de Santa María. Después pasaron a la de San Ginés, utilizando el patio de la actual Escuela Politécnica. Finalmente se establecieron en la del Carmen y en la plazuela continua. Como san Juan Bosco en Turín, los salesianos comienzan en Guadalajara con un oratorio itinerante, que pronto contó con más de quinientos muchachos.

En 1947 su provincial, don Modesto Bellido, adquirió más terreno para levantar junto a las escuelas populares la casa para los salesianos. Más tarde el municipio abonó el importe de esos terrenos a la Congregación.

Los planos de la obra fueron trazados por el arquitecto D. Enrique Huidobro y comprendían un pabellón para la casa de formación tanto para las clases de externos, oratorio y teatro, ambos confluían en la iglesia formando ángulo recto. En un extremo del patio se levantaban los talleres. Una vez puesta a punto la nueva residencia por fin el 22 de Diciembre de 1952 los estudiantes de Filosofía llegaron a su nueva casa de Guadalajara procedentes del Colegio de San Fernando en Madrid.

El Provincial salesiano D. Emilio Corrales propuso que se creara en la casa de Guadalajara una Escuela Normal de la Iglesia. Esta escuela fue reconocida el 20 de Noviembre de 1959.

Don Pedro Vázquez, alcalde de la ciudad, quería que las escuelas elementales se transformaran en un Bachillerato que  ayudara a resolver el problema educacional de la ciudad. Para ello el 30 de junio de 1956 el ayuntamiento adquirió las eras situadas junto a la Institución Salesiana para establecer un campo de deportes escolar para niños, y cederlo gratuitamente cuando se pusiera en marcha el Bachillerato.

Se comenzó con el Bachillerato elemental libre examinándose los alumnos en el Instituto de la capital. Así comenzó en el curso u i5s.59 el antiguo Bachillerato.

El 20 de junio de 19f se otorgó el reconocimiento oficial de los estudios cursados en el colegio. Dos años después se obtuvo el reconocimiento del Bachillerato. El 19 ele Mayo ele 1982 se obtuvo la autorización oficial para impartir el COU.

 

Dosatic S.L. © 2017
Site desarrollado por DYNAMO 3.5

Política de Privacidad